60 MINUTOS PARA LA INOCENCIA Y LA HIPOCRECIA


El Sábado 26 de 20.30 a 21.30 tuvo lugar una nueva edición de La Hora del Planeta, una iniciativa para concientizar sobre los efectos del cambio climático. Se apagaron las luces de monumentos, edificios y marquesinas y hubo actos en las principales ciudades. Argentina participó de la iniciativa. Así encabezaba la noticia un medio local, pero… ¿qué hay por detrás de esta “noble” iniciativa?

Primero lo más obvio  sus auspiciantes o socios del evento que en cada lugar serán parecidos, aquí todos los Centros Comerciales (no vale la pena nombrarlos ya los conocen), Poca Cola de Argentina y los grandes derrochadores de papel y envoltorios y cualquier otra cosa que se fabrique con petróleo, los amigos de los estómagos de los niños los tíos Donals, ¿Todos estos grupos empresarios son inocentes de lo que pasa en el planeta? evidentemente no, y es más son colaboradores con otros tantos, de muchos males fomentados por su sistema hiperconsumista que derrocha los recursos de nuestro único planeta. Ósea para decirlo más claramente  pura propaganda disfrazarse de cordero pero seguir siendo un lobo.

Segundo y lo peor que es la que parece súper trasparente fundación que va en cabeza de este evento la WWF en realidad no lo es, pero ¿qué es WWF? En 1954, El príncipe Bernhard de Holanda (relacionado con los nazis) fundó el grupo secreto Bilderberg (secreto, por entonces) club donde están los que realmente mueven los hilos del mundo y si realmente quisieran podrían cambiar las cosas; y en 1961 con la colaboración de algunos invitados Bilderberg (entre ellos, el príncipe Philip), fundó el Fondo Mundial Vida Salvaje, renombrado después con las siglas WWF que curiosamente tiene su sede fiscal en suiza medio paraíso fiscal donde no se pregunta de dónde viene ese dinero.

Detrás del apagón (que no sirve para nada) solo hay propaganda para disimular otros intereses. No les parece poco eficaz que sea un sábado a las 20.30 y no cualquier día de semana a un horario que realmente pare la maquina y porque no pedir que se paralicen las explotaciones petrolíferas, los reactores nucleares las oficinas y centros de producción de las grandes corporaciones y otras tantas cosas, pero pedir a la pobre población inocente que se haga cargo de lo que ellos generan es muy hipócrita así como la participación consiente a esto como la de muchos representantes de nosotros en el gobierno.

Así que ya no queda lugar para seguir siendo inocente y con eso ser colaborador o cómplice. Por favor busca la verdadera información no te quedes con lo que te venden.

GP

Anuncios

One Trackback to “60 MINUTOS PARA LA INOCENCIA Y LA HIPOCRECIA”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: